BLOGS

DERECHO ADMINISTRATIVO

El origen del derecho administrativo puede rastrearse hasta el Imperio Romano, cuando las primeras instituciones de poder político-público generaron la necesidad de establecer leyes y normas que los gobiernos debían cumplir con cierta rigurosidad para regular las relaciones entre la Administración y los ciudadanos comunes.

No obstante, fue con la Revolución Francesa que surgió el concepto jurídico de “derecho administrativo”. A raíz de la misma, las reglas de gobierno y el respeto a los derechos de las personas fueron de obligado cumplimiento, tanto para quienes gobernaban como para los gobernados. En la actualidad, esta rama del Derecho es tan importante que forma parte del programa del máster en Abogacía en Madrid para ejercer como abogado.

¿En qué consiste el derecho administrativo?

El derecho administrativo es “aquella parte del derecho público interno que determina la organización y comportamiento de la Administración, disciplinando sus relaciones jurídicas con el administrado”, según indica la Enciclopedia Jurídica.

Se trata, por tanto, de una rama del derecho público que regula tanto la actividad, organización y actuación de la Administración Pública como su interacción con los ciudadanos. Eso significa que es un pilar esencial en todo Estado de Derecho y que responde tanto a las normas del derecho privado como del derecho público, las cuales se aplican a la Administración para normar su gestión de los servicios públicos y la relación que mantiene con los particulares.

¿Qué regula el derecho administrativo?

El derecho administrativo regula tanto la organización y la actividad de la Administración Pública como las relaciones entre los entes públicos y los particulares. De hecho, la labor de este tipo de abogado es fundamental para proteger los derechos de los ciudadanos frente a cualquier actuación o injerencia de los poderes públicos puesto que, en última instancia, el derecho administrativo tutela y garantiza los intereses generales de las personas y la protección de sus derechos.

Esta rama del derecho también se encarga de establecer los órganos e instituciones mediante los cuales actuará la Administración Pública, desde los servicios centrales hasta los organismos autónomos dependientes de otras instituciones, incluyendo los Consejos de Ministros, las Administraciones locales o las empresas públicas. Dado que la mayoría de esas entidades tienen poderes mayores a los que poseen los particulares, el derecho administrativo se ocupa de acotar sus potestades públicas y medios de actuación.

Los principios que rigen el derecho administrativo

El derecho administrativo se nutre de numerosas fuentes para regular la actividad de las Administraciones, desde la Constitución hasta los tratados internacionales, sin olvidar las leyes, orgánicas y ordinarias del Estado y de las Comunidades Autónomas, así como los decretos-leyes y legislativos emitidos por el Gobierno. No obstante, también se basa en los principios generales del Derecho.

De hecho, la doctrina establece que el derecho administrativo debe regirse por el principio de legalidad, de manera que la Administración está obligada a respetar las leyes vigentes en todo momento y no debe desviarse de las mismas. Los tribunales serán los principales encargados de asegurar su cumplimiento.

Además, el derecho administrativo también se supedita al principio del interés general, que establece que cualquier actividad administrativa debe tener como objetivo fundamental hacer prevalecer el bien común y priorizar el interés colectivo sobre los intereses individuales. Además, debe aplicar el principio de imparcialidad, que obliga a la Administración a garantizar los derechos de todas las personas, sin aplicar distinciones que conduzcan a situaciones de discriminación.

Por otro lado, el derecho administrativo se subordina además a los principios de economía y eficacia, los cuales dictan que la Administración está obligada a tomar sus decisiones en el menor plazo posible y con la mayor agilidad, asegurándose de que los procedimientos administrativos establecidos sean fluidos y no presenten obstáculos formales que afecten su propósito y eficacia, impidiendo a las personas acceder a los mismos.

En resumen, el derecho administrativo es una rama muy amplia y cambiante, por lo que es fundamental mantenerse actualizado en todo momento. Si quieres seguir avanzando en tu carrera profesional para luego especializarte, puedes cursar:

Share this

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONCRETA CITA

ESTIMA TU PROYECTO CON NOSOTROS

Copyright © 2024 Alex Armijos.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?